5 cosas que me gustan de trabajar como Diseñador Gráfico en Francia

Francia, el país del Louvre, de la Tour Eiffel, de los croissants y de los omelettes du fromage. Cuando decidí venir a complementar mis estudios con un Master, jamás pensé quedarme por tanto tiempo, sin embargo, y si han leído en otros posts de este mismo blog, encontré un trabajo estable en Lyon que me permitió comer más seguido baguettes y conocer mejor el ámbito laboral desde la perspectiva de un Diseñador Gráfico. En este post comentaré 5 cosas que durante los 2 años y medio que tengo trabajando en este hermoso País como diseñador web encuentro bastante positivas.

El buen trato y buena educación en el trabajo

Puede que haya tenido suerte pero en general siempre he recibido un muy buen trato a la hora de trabajar con mis jefes y colegas. He encontrado mucha cordialidad, sin embargo no puedo decir lo mismo de su paciencia, ya que algunos franceses tienden a perderla muy rápidamente ( no todos!) pero aun en esos casos guardan mucha formalidad.

Siempre cuando te piden algo hay un “s’il te plaît” o “merci” “merci bien”. Más aún la buena práctica al llegar a la oficina de saludar a cada uno. Y claro, te puede tomar un poco de tiempo pero, finalmente encuentro agradable ese gesto de educación.

Son muy meticulosos

Este punto puede ser positivo y a veces negativo. En mi opinión se tiene aquí mucho ERROR AL TERROR digo… terror al error ( bueno que es comprensible si hay dinero en juego #bitchbettagivemeargent) tengo la impresión que se piensa mucho en todas las posibilidades y se revisa una y otra vez una propuesta antes de que salga en línea, lo cual hasta cierto punto encuentro positivo, como antes mencione, pues me ha enseñado muchísimo, a corregirme una y otra vez y ser aún más perfeccionista antes de enviarles a mis jefes una propuesta para ser validada.

Sin embargo en temas que no tienen que ver con errores de composición (que los pueden haber) si no en estructura del contenido, la arquitectura y coherencia entre una página y otra, se plantean miles de preguntas que, en mi opinión, algunas, pueden ser contestadas únicamente haciendo tests A/B, observando la interacción del usuario por medio de herramientas de mapa de calor como hotjar u observando la cantidad de clics por medio del tracking del sitio. Para mí la mejor manera de conocer a tu “cible” o mercado es:

A-Leyendo mucho de blogs sobre de las últimas tendencias en diseño.

B-Aplicarlo – hacer tests – corregir -más tests y corregir y así y así hasta el infinito… (o hasta que acabe tu jornada laboral #kiddingbutnokidding4real)

Son abiertos a propuestas

Algo que me gusta mucho sobre trabajar como diseñador en una empresa francesa es que siempre están dispuestos a escuchar nuevas propuestas, pues valoran alguien que piensa de manera diferente, tenga una opinión contraria o propone algo novedoso pues consideran que eso va a enriquecer el proyecto justamente.

Ellos siempre esperan que uno sea proactivo e intervenga si observamos algo que no va bien o que se puede hacer de otra manera o mejor. En mi caso como diseñador esperan que dé mi opinión y la toman mucho en cuenta pues consideran que como especialista conozco sobre el tema visual y confían en que es lo más apropiado si así lo aconsejo. Y aunque tengo años ya como diseñador pues a veces tengo la duda que mis indicaciones no sean quizás las más convenientes, por eso pienso mucho antes de aconsejar o proponer algo.

Todo debe ser justificado

Y aunque son muy abiertos a escuchar nuevas propuestas, siempre estas deben estar debidamente justificadas. Son amantes de la justificación fundamentada por una fuente confiable. Es necesario tener alguna referencia que justifique lo que dices, y te la van a pedir pues ellos justifican con fuentes también y están constantemente leyendo sobre nuevas cosas (tienen el buen hábito de leer e informarse). Es por ello que me he subscrito a muchos blogs #loveMedium y aunque por experiencia sepa muchas cosas en diseño hay muchísimas otras que todavía no sé, y en estos tiempos que todo se reinventa y cambia constantemente se debe por sobre todo echarle una lectura diaria a un blog con los últimos consejos UX del momento.

Aprecian mucho el Arte y la creatividad

Los franceses son muy cultos y tienen una buena noción artística. Están empapados de mucho arte, y eso contagia. No es de extrañar ver en el metro mucha gente leyendo ya sea el periódico un libro o hasta manga.

La mayoría de programadores con los que trabajo tienen proyectos artísticos que hacen en su tiempo libre, mi manager, por ejemplo, tiene una banda y toca un instrumento extraño que es como un piano (o algo así) en sus ratos libres, otros programadores hacen animación de videoclips o tocan piano o simplemente puedes escuchar que hablan sobre algunos artistas plásticos actuales que jamás había escuchado ni yo @-@ Les gusta conocer nuevos lugares ya sea restaurantes, bares o museos y viajan mucho sea dentro o fuera de Francia, puedes escuchar a alguien que se fue a Japón u otro que se fue a Haití o al otro extremo de Francia. Es claro que no se puede generalizar y decir que todos son así, pero varios en general pues sí.

Todos estos roces artísticos que tienen el día a día hacen que mi trabajo sea bastante valorado, y una prueba de ello es que al postular mostré como referencia mis proyectos personales, y fueron estos (en particular las animaciones) los que los convencieron que yo era el indicado para el puesto. No toman los proyectos que uno hace por su cuenta en vano o como una pérdida de tiempo, sino que le dan un valor agregado importante pues consideran que se tiene una real pasión por lo que se hace.

Cómo plus, y tiene que ver más con respecto al trabajo en general y no necesariamente como Diseñador Gráfico en específico, siempre estarán muy contentos de hacer un Afterwork o probar un nuevo Restaurante. Y a pesar que trabajan muy duro, se dan un tiempo en el trabajo para relajarse tomándose un café y conversar un poco.

Como punto plus final, valoran mucho las vacaciones, pues consideran, y lo comparto totalmente, que el mejor desempeño en el trabajo se logra después de haber descansado lo suficiente.

Bueno pues estos son los puntos que en mi opinión hacen una excelente experiencia el trabajar aquí, pero como he dicho hace un momento, es sólo mi opinión que parte de mi experiencia personal, supongo también hay otros casos menos positivos, y pues yo he tenido también malas experiencias de trabajo aquí pero aun en esas experiencias no tan positivas, hay puntos buenos que menciono en este post que coinciden en general (como lo del Afterwork je je je)

Conmigo sera hasta un próximo post,

À Bientôt,

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.