Bajo la misma estrella – John Green

Ninguna obra anterior había logrado que me cueste tanto terminar un libro hacia el final. No porque fuese un libro aburrido o malo, todo lo contrario, Bajo la misma estrella de John Green puede llegar a sensibilizarte tanto que, aunque desde el principio sepas que los protagonistas están condenados a morir, te cuesta dejarlos ir.

Es una sensación contrastante que jamás había sentido al leer un libro, querer saber qué es lo que va a pasar en la historia pero comprender que, al mismo tiempo, de manera inevitable, cuanto más avancemos, más estaremos cerca a que los personajes mueran, y no querer matarlos. De alguna manera, sabes que al llegar a la última página pasará, ya sea por la historia misma o porque el libro finalizó.

¿Qué sucede después del FIN, con los personajes?

Lo más lógico es pensar (obvio en caso no haya una segunda parte) que al acabarlo los personajes dejan de existir, no hay más. Sin embargo en Bajo la misma estrella, Hazel se rehúsa a pensar que todo acaba cuando finaliza de leer Un dolor Imperial, quiere conocer que ocurre después con los personajes, quizás por el hecho de rehusarse a creer que después de un final no exista nada más, querer creer que hay un después para ella después de la muerte.

Es interesante cómo Gus esta preocupado por ser recordado después de su muerte. No querer desaparecer, como si nunca hubiese existido, quedado relegado en el olvido. Hazel y Gus buscan tener algún tipo de consuelo pensando que podrán prevalecer en el mundo de alguna manera aun después de fenecidos. Temen por sus seres queridos, piensan mucho en después, en cuando ya no estén más que en el ahora mismo.

Es irónico pensar como muchas personas con toda una vida por delante piensan más en el ahora y poco en su futuro y menos aún qué pasará después que no estén con sus familias, mientras que, Hazel y Gus, quienes tienen poco tiempo de vida piensen qué pasará después y se pierdan en eso restándole importancia a realmente vivir el poco “ahora” que tienen… quizás por que no le encuentran sentido a la vida?

Creo que todos tenemos un punto final en nuestras historias, estamos condenados y lo sabemos, sólo que en el caso de los personajes de Bajo la misma estrella, ellos lo tienen presente en cada padecimiento por la quimioterapia y el deterioro de su salud.

Acostado en mi cama, en la oscuridad, cuando el silencio ayuda a enfrentar nuestros demonios, recordé que somos viajeros de paso en la vida, y pensé… en la muerte, que esta llegará de todas maneras, para todos, quién sabe cuando, y pensé, cómo será saber que no verás más a los que más quieres, que no podrás salir de fiesta con los amigos, jugar en la computadora o disfrutar un buen libro, que la vida continuará sin ti en ella y, más aun, me sentí con una sensación asfixiante al pensar en si realmente… todo acaba allí? …no hay nada más?

Prefiero creer que sí…

Le doy un 8 de 10 ha este libro, que, después de devorarlo en menos de dos semanas (contando los trámites , el pico de trabajo, mi octava mudanza, mi viaje a París y mi resfrío estacional), decidí ver la película ( el mismo día que acabe el libro) pues me rehusaba a creer que había acabado, no quería dejar que los personajes quedarán allí, aunque sea por dos horas más quería que se reiniciaran sus historias ficticias, es una bella forma para mí de finalizar este libro, dándoles, de alguna manera, un más allá después del “FIN”.

à bientôt,

Ugo CD

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.